11 abr. 2011

50 años del vuelo al espacio de Yuri Gagarin

"Nacimiento de nuevo planeta"


Yuri Alekséyevich Gagarin  fue un cosmonauta soviético.
Se graduó en 1955, en la Escuela Técnica de Saratov (Mi  patria!), en cuyo aeroclub asistió a clases de vuelo. En 1957 ingresó en la Academia de las Fuerzas Aéreas en Orenburgo, en los Urales, y alcanzó el grado de teniente.  
El 12 de abril de 1961 la pequeña cápsula esférica, de poco más de dos metros de diámetro, sobre cuyos movimientos el cosmonauta apenas tenía control alguno, entró en órbita alrededor del planeta a una velocidad de 28.000 km por hora, durante casi hora y media, tiempo en el cual el vehículo llegó a dar dos vueltas a la Tierra y convirtió a Gagarin en el primer hombre que alcanzaba el espacio exterior.
"Poiejali" ("Vamonos") son las únicas palabras que Gagarin pronunció en el despegue. Volando en una capsula dijo:“Veo la tierra” y dijo la famosa frase “”La Tierra es azul”". Dicen que también dijo !Aquí no veo a ningún Dios!, pero no hay grabaciones que den fe de ello. Lo que si dijo con certeza:«Pobladores del mundo, salvaguardemos esta belleza, no la destruyamos». 


Cuando la nave empezó a sobrevolar Africa, el piloto automático encendió los 'retro-motores', iniciándose así el peligroso regreso a la Tierra. Sin embargo, Yuri no trata de comunicarse para decir que algo va mal: ha deducido correctamente que estas anomalías no ponen en peligro a la nave y, según diría después, “no quise hacer ruido innecesariamente”. Unos minutos más tarde, el grupo de cables que ha impedido la adecuada separación se quema por el enorme calor de la reentrada y los dos elementos de la Vostok-1 se distancian por fin.
Yuri, cuyo paracaídas se ha abierto a 7.000 metros de altitud, es arrastrado por un viento suave hasta las orillas del Volga.  A las 10.55 aterrizó en paracaídas en la  región de  SARATOV , en  el  pueblo Smelovka  cerca  de Engels  Allí desciende, sobre unos campos de cultivo, y ve a una niña que señala hacia él, con su mamá y una vaca. La mamá parece asustada, pero la niña Rita– le mira con unos ojos enormes y llenos de fascinación. «¿Vienes del espacio exterior?», preguntó la anciana. «Ciertamente, sí», dijo Gagarin que, para calmar a la campesina, se apresuró a añadir: «Pero no se alarme, soy soviético».
El 27 de marzo de 1968, a la edad de 34 años, Yuri Gagarin falleció, cuando el avión que estaba probando se  estrelló cerca de Moscú . Sus cenizas fueron enterradas junto con otros héroes soviéticos en el muro del Kremlin.

          "Sacia  mis  tristezas" (Saratov)

2 comentarios:

Nerea dijo...

¡Bonito montaje! Y buen recuerdo para un heroe, un pionero y como veo, un hombre sencillo y tranquilo este compatriota tuyo.

ANRAFERA dijo...

Interesante entrada y estupendas las composiciones que nos expones. Enhorabuena, Stella. Un cordial saludo y que te vaya bien la semana.
Ramón
P.D.: Merecido homenaje.